• Blog
  • Foro
  • Aprende alemán
  • Publicar oferta
  • Unternehmen
  • Más...
    • Temas
      • Impuestos
      • Ciudades
      • Cultura
      • Curriculum Vitae
      • EURES
      • Eventos
      • Festivos
      • Historia
      • Idioma
      • Incidentes críticos
      • Ofertas
      • Opinión
      • Podcast
      • Prestaciones sociales
      • Redes Sociales
      • Solicitud de empleo
      • Tests
      • Vacaciones
    • Lo mejor del blog
      • Sitios web útiles para encontrar trabajo
      • Conseguir trabajo en Alemania; la carta de presentación
      • ¿Se puede trabajar en Alemania sin saber alemán?
      • Conseguir trabajo en Alemania; El Curriculum Vitae (Lebenslauf)
      • Prestaciones sociales en Alemania: El seguro médico
    • Ciudades de Alemania
      • Berlín
      • Múnich
      • Hamburgo
      • Colonia
      • Dusseldorf
      • Frankfurt
    • Redes Sociales
      • Facebook
      • Linkedin
      • Twitter
      • Xing

Incidentes críticos de la vida entre hispanos y alemanes, o como mejorar su capacidad de integración.

Buenos días a tod@s.

Hoy estrenamos una nueva serie que nos parece fundamental para que vuestro proyecto de expatriación en Alemania se convierta en un auténtico éxito. Hemos hablado mucho de aprender alemán, es cierto, pero eso no serviría de tanto si no supiéramos “comprender” a los alemanes también. Contaremos para ello sin ningún lugar a duda con una de los mejores especialistas actuales de la temática intercultural entre Alemania y España, Natalia Pérez de Herrasti y Urquijo. Desde 1994 hasta 2010 fué profesora en el Dpto. de Filología Románica de la famosísima Universidad de Göttingen. Desde 2008 hasta la actualidad conferenciante, formadora, escritora, investigadora, periodista especializada en temas de interculturalidad, ha aprovechado todo este tiempo para observar y analizar situaciones entre españoles y alemanes. El fruto es un magnífico libro, absolutamente imprescindible para empezar a adquirir esta competencia “intercultural” de forma casi lúdica: en "Gramática de la cultura (I) Estilos de conversación" Natalia presenta historias reales, descripciones, sistematizandolas y explicándolas.

Los posts de Natalia se titularán "Incidentes críticos" y se publicarán dos veces al mes en nuestro portal y redes sociales a partir de hoy. Se podrán en adelante consultar en la sección “Integrarse” de Aprende Alemán. Podréis reaccionar directamente y darnos vuestra visión en nuestro portal publicando comentarios, y también encontraréis las explicaciones más amplias de Natalia publicadas en su blog, al mismo tiempo. En su página web podréis encontrar información sobre sus conferencias, talleres y otras publicaciones. Le paso ahora la “palabra” para presentarnos los dos primeros incidentes críticos que os ofrecemos hoy.

Natalia Pérez de Herrasti
http://herrasti.jimdo.com
Twitter: @NHerrasti
Facebook: Gramáticadelacultura Aprendizaje Intercultural

Datos del libro
“Gramática de la cultura (I) Estilos de conversación”, en el Top 100 de los libros en español vendidos en Amazon Alemania

 

"¿Pedir u ofrecer?".
 
Querid@s lectores, buenos días.
 
Un incidente crítico (critical incident) aplicado a la comunicación intercultural, es una situación frecuente de malentendido en la que dos lógicas culturales típicas (las más extendidas en y características de cada cultura) entran en colisión de manera que cada participante en la interacción está haciendo interpretaciones completamente distintas de lo que está pasando, sacando conclusiones opuestas, o partiendo de presuposiciones contrarias. Eso dificulta o imposibilita la comunicación. 
 
Ningún español ni alemán se identificará 100% con todos estos comportamientos típicos. Ninguno o casi ninguno de nosotros cae en todos. Se trata de que cada uno se diagnostique, vea cuán típico es, en qué aspectos puede sufrir más malentendidos, de que entienda los valores culturales que los incidentes ilustran, la lógica cultural con la que se tropezará en situaciones parecidas, seguramente no las mismas. Y por supuesto nadie debe categorizar a los alemanes y esperar de todos un comportamiento uniforme. Si los españoles no lo tienen ¿por qué habrían de tenerlo ellos? Simplemente cada cultura prioriza unos valores y extiende unas formas de actuar que suelen merecer más aprobación en un lugar que en otro. Al cambiar de cultura a otra bastante diferente notamos que la “corriente” nos empuja en otra dirección, que lo que en otro lugar está bien visto aquí no, se interpreta de otra manera etc. Pero en todas partes encontraremos gente que rema contra la corriente. Hay alemanes muy alemanes, y otros muy poco. Así que hay que tomarse la molestia de conocer a cada persona como individuo sin proyectar a priori nuestras ideas sobre ellos. Lo que aprendemos en Comunicación Intercultural es útil a posteriori para interpretar situaciones desconcertantes y buscar vías de solución.
 
Dos veces al mes os presentaré un incidente crítico para que reflexionéis, comentéis, os divirtáis y tratéis de ver qué lógica, interpretaciones, presuposiciones culturales comunes hay detrás. Para este estreno, empezamos con dos incidentes muy relacionados: ¡por favor, indicadme que os sugieren! Y nos vemos en mi blog para más explicaciones… 
 
  1. Foelke está en España haciendo un curso de lengua. Llega el día en que tiene que volver a Alemania. Su vuelo sale de un aeropuerto que está lejos, a una hora  y media en coche y tiene que salir muy temprano un domingo. Tendrá que madrugar mucho. Un amigo español se ofrece a llevarla en coche. A ella la oferta le desconcierta. Es mucho esfuerzo y si acepta se sentiría en deuda con él. Pregunta a sus compañeras de piso españolas, amigas también de él, cómo debe actuar, porque no sabe si rechazar la oferta u ofrecerle pagar por el trayecto, la gasolina. Pregunta: ”Javier me ha ofrecido llevarme al aeropuerto. “¿Qué os parece? ¿Puedo aceptar?” Las amigas responden :“Claro que sí. Dile que se lleve a un amigo y así no tiene que hacer el viaje de vuelta solo. Todo arreglado.”  Foelke está desconcertada. Parece que sus amigas no entienden cuál es la causa de sus dudas. Para ellas el problema es otro totalmente distinto al que ella ve.
     
  2. Sonsoles va a pasar el fin de semana a casa de los padres de su novio. Estos están muy ocupados: el padre tiene que arreglar el jardín con la ayuda de Burckardt (novio de Sonsoles), y la madre tiene cosas que hacer en la casa, así que le dice a Sonsoles que ellos no van a comer porque están muy ocupados y su hija pequeña está a régimen, así que si Sonsoles tiene hambre puede ir a la cocina y sacar lo que quiera de la nevera. Sonsoles, que se queda sola, está furiosa. Cuando Burckardt va a España un mes entero, Paqui, madre de Sonsoles, le prepara todos sus platos favoritos, le enseñan la ciudad, planean actividades para que no se aburra... Además Sonsoles nunca hace comidas frías, tampoco por la noche. Siempre cocina algo para cenar.
     
Volver a Blog

Comentarios

genial!

Muy, muy acertados los dos casos :)
En los dos años que llevo en HH, la primera historia ya la he vivido un par de veces y la segunda me la han contado amigos compatriotas con parejas nativas a montones.

En mi opinión, lo mejor es ser sensato y estar por encima de esos conflictos. Si sabemos que son por choques culturales, no merece la pena enfadarse. Es algo que trasciende a la persona y su familia. Es su cultura.
En contrapunto, si el argumento para discutir es que "nosotros hacemos tal o cual y ellos no", en realidad nos deja a nosotros como unos interesados, pues nuestros actos pierden el carácter altruísta.

Vamos, que los gestos se tienen porque salen de dentro, no por esperar respuesta.

Ahora, que del mismo modo, hay mucha gente que se aprovecha del choque para su beneficio propio. Gente que exprimirá tu hospitalidad hasta lo incómodo y luego si te he visto no me acuerdo, con la excusa de que ellos son así. Aunque por suerte son los menos.

Seguiré de cerca esta serie de artículos. Me encantan este tipo de retos-historias, saber torearlos es saber integrarse :)

Saludos!

Re: genial!

Muchas gracias anónimo.

Yo suelo decir que la cultura es como una partitura y nosotros somos instrumentos. Todas las partituras son bellas, pero nosotros a veces no sabemos cantar o tocar bien nuestro instrumento y desafinamos. Los desafines y gallos que producen otras partituras nos suelen molestar más que los de la nuestra. Pero todos son desafines.

Lo que es importante es diferenciar lo que nos molesta a nosotros y lo que también molesta a los alemanes. Los valores alemanes llevados a un extremos (como los españoles) producen melodía desafinadas que también chirrían a los oídos afinados de sus compatriotas. Pero hay cosas que molestan a casi todos los hispanos mientras que la mayoría de los alemanes cuando les explicas ese enfado te miran con cara de "no veo dónde está el problema." Eso tiene que educar nuestra forma de mirar y ver que hay otros puntos de vista (en las situaciones no extremas) que hacen tan aceptable esa conducta como la más típica de nuestra cultura. No hay una sola manera de hacer las cosas.

Por ejemplo el incidente segundo parece que nos chirría más. Mientras que el primero (Foelke era estudiante mía y un sol de niña) es absolutamente normal, no hay nada chirriante en su actitud, pienso. Los alemanes entenderían perfectamente sus dudas.) El primero le ocurrió a una amiga de Córdoba. No pondría a su familia política como modelo de educación alemana. Pero en general cuando cuento este incidente a mis estudiantes no les parece ofensivo en absoluto darle la libertad de que ella coja de la nevera lo que quiera. Tengo muchos textos, algunos muy divertidos, sobre la hospitalidad alemana. Es un tema que da mucho que hablar y en el que yo no veo sólo desventajas, sino también muchas ventajas. Igual que en la hospitalidad española. Depende de cómo toquemos la partitura. Lo importante es entender los valores que hay tras estas formas de conducta, y que todos ellos son importantes. Eso es lo que trato de explicar en el comentario de mi blog.

http://herrasti.jimdo.com/2012/07/13/pedir-u-ofrecer/

Saludos,

Estoy de acuerdo!

Yo soy mexicano y aunque mi experiencia no es Alemania, es en Liechtenstein que mucho tiene de parecido y además son mayoría alemana en la empresa donde me encuentro. Estoy de acuerdo con el planteamiento, lo que los hipanos en general entendemos por hospitalidad y buen trato, los germanos lo ven de forma diferente y nunca es malo o bueno, simplemente diferente. Esto lo escribo mientras por otro lado sigo sintiendo un poco feo su forma de ser y de tratarme, pero siendo objetivos, es cuestión de analizar cada situación por separado y veremos que simplemente es una cultura diferente y no hay nunca, en absoluto (o por lo menos en la inmensa mayoría de las veces) mala voluntad.

Saludos españoles, sigan intentando cumplir sus metas!

Re: Estoy de acuerdo!

Gracias anónimo,

Creo que es normal que tú sigas sintiendo que te falta algo. Es normal. Hay cosas que para nosotros son importantes y de las que no podemos prescindir. Para cada uno son cosas distintas quizá. Pero ayuda mucho a aceptarlo y no juzgar, saber y entender que esas otras maneras de actuar también tienen una razón de ser, una motivación positiva y ventajas. Eso es lo que tú haces y explicas acertadamente.

He conocido a muchos hispanos que desarrollan un profundo rechazo hacia la cultura alemana por algunas cosas como esta y otras más graves. Y es muy duro vivir en un país hacia el que sientes eso. Me gustaría ayudarles a ver el cuadro completo. A darse cuenta de que aquellas cosas que les disgustan en realidad también tienen ventajas.

Yo suelo decir que lo que más me gusta de Alemania es al mismo tiempo lo que más me disgusta. Y lo mismo puedo decir de España. Sus virtudes y defectos son causados por los mismos valores culturales, unas veces bien utilizados, otras llevados hasta un extremo dañino.

Saludos y hasta la próxima,

efectivamente los alemanes no

efectivamente los alemanes no entienden el concepto "cortesia", ni si quiera se apartan al andar por la calle y el significado literal de entschuldigung es "quitate de mi camino" no "disculpe"...cosas que en España son principios básicos de convivencia

Re: efectivamente los alemanes no

Anónimo,

los alemanes sí entienden el significado de cortesía, pero su concepto a veces difiere del nuestro, dan prioridad a otros aspectos, y menos a aspectos que para nosotros suelen ser muy importantes, etc. Intento explicar esos conceptos de cortesía en el comentario a este post en mi blog (http://herrasti.jimdo.com/2012/07/13/pedir-u-ofrecer/)

Supongo que te refieres a la gente maleducada que te has tropezado en Alemania, igual que yo. Pero en otros países también hay gente maleducada.

Una cosa que me sorprendió cuando llegué, allá por el año 94, fue que me encontré a bastantes jóvenes alemanes que opinaban que la cortesía es una hipocresía social innecesaria. Pero creo que esa corriente de "pensamiento" no ha tenido mucho éxito. Desde hace años hay programas de televisión, por ejemplo, que muestran procesos de reclutamiento de personal y muestran cómo la cortesía y los buenos modales son uno de los aspectos a los que más importancia dan, y las dotes de comunicación y trato con clientes y compañeros. Es un aspecto en el que cada vez se insiste más.

Un ejemplo: cuando yo llegué las cajeras de supermercado era odiosas. Estoy escribiendo una novela sobre peripecias de hispanos en Alemania y en ella aparecen escenas en el supermercado relatadas con humor. Hoy en día las cajeras son mucho más amables (no más cordiales, pero sí muy correctas) que en España. Los fines de semana te desean "Schönes Wochenende." y cosas así. Es evidente que han recibido cursos o instrucciones de arriba. Muestra de que cada vez más entienden la importancia de la cortesía.

Para mis libros llevo años recogiendo testimonios de hispanos sobre Alemania y de alemanes sobre países hispanos. Y quizá te sorprenda saber que algunos jóvenes alemanes se quejan de eso mismo en Granada por ejemplo. de que la gente empuja y no pide perdón.

Saludos y gracias por tu aportación. Hasta la próxima.

Re: efectivamente los alemanes no

Hola Natalia:

Yo viví en Alemania de 1996 a 2000. Por lo que me recuerdo las cajeras o dependientas en la panadería, por ejemplo, sí que eran amables en el sentido de que me deseaban "Schönes Wochenende"o "Schönen Tag noch"... Pero incluso a la panadera que visitaba a menudo enfrente de mi casa no se le ocurrió decirme otra cosa en los cuatro años. No me enfadaba, sé que en Alemania una cosa es lo privado y otra lo laboral... pero echaba de menos el "contacto personal", el no verme como el cliente "246".

Re: efectivamente los alemanes no

Lamento discrepar con ud., yo viví en madrid 6 años y los madrileños (que no puedo hablar por los españoles porque no viví con ellos, viví con los madrileños) son bastante maleducados y mal humorados, rara era la vez que alguien me dio los buenos días (ni el sr. del autobús que veía cada mañana vamos), que alguien me cedió el puesto estando embarazada, o luego me ayudó con el carro del niño en el metro.
Incluso alguna señora se sintió insultada cuando le ofrecí el puesto ya que pensaba que le estaba diciendo vieja y que no era capaz de aguantar de pie, cuando en mi país simplemente me enseñaron que si viene una sra. mayor que tú, te levantas y cedes el puesto. No sé de qué principios básicos de convivencia habla ud. pero a mi eso en alemania no me ha pasado y en madrid lo viví durante 6 años constantemente. No digo que uno sea un asco y el otro el país de las maravillas, simplemente mi experiencia ha sido diferente y hablo desde una 3era cultura.

Cortesia

Llevo aquí poco tiempo, dos meses, y hace unas semanas y debido a una colaboracion con una profesora de español en Universidad de Mainz, algunos alumnos me pidieron poder realizar alguna sesión de "One to One", aqui le llaman "Tandem", es decir, quedar para hablar en español un rato. En una de esas citas, quede con dos chicas estudiantes de unos 20 años de edad, una de ellas incluso había estado un mes en Valencia haciendo un curso de español. Quedamos en una heladería y después de estar alli un rato, llego la hora de pagar. La cuenta era pequeña, unos 6 euros en total, y dado que son estudiantes y yo tengo mis recursos, muy a la española fui a pagar la cuenta a lo que se negaron en rotundo, yo insistí pero viendo su negativa, acepte sus normas y cada uno pago lo suyo. Después e intercambiando impresiones y ante mi pregunta, me explicaron que esa es la costumbre y que si un hombre insiste en "invitar", se lo tomaran como una insinuación de otro tipo (nada mas lejos de mi intención). Lo que esta claro es que la diferencia de costumbres y hábitos puede traer algún mal entendido, no obstante, me sigue pareciendo que el ceder el paso, abrir una puerta, ceder el sitio a una mujer o pagar un café, son hábitos muy respetables pero aquí las cosas son diferentes y hay que tener cuidado para que no piensen que "buscas" algo mas. Ya sabéis, cuidado con españolear o pretender ser caballeroso.
En mi caso estoy aquí con mi mujer y mis tres hijos........

Re: Cortesia

Muchas gracias por tu incidente, cortesía.

Sí, es muy típico. Las mujeres suelen desconfiar cuando un hombre invita. Para explicarles que en el mundo hispano esa asociación que ellas hacen no es automática les explico que hasta mi hermano se siente incómodo si yo pago en un restaurante y si él no tiene dinero prefiere que se lo dé por debajo de la mesa. En España ahora no hay homogeneidad en esto: tengo amigos de toda la vida que no tienen problemas si yo invito y otros también de toda la vida (desde que teníamos 16 años) que no lo aceptan y me dicen: ¡me estás ofendiendo!

Y viceversa, una alumna mía entrevistó a un ecuatoriano residente en Alemania para agradecerle la entrevista que tenía que hacer para mi curso. Él se negó y se sentía muy ofendido porque ella era chica y porque ella parecía pensar que hay que "pagar" por un favor y eso a él le ofendía. Él hacía favores porque quería. Sobre esto también hay muuuuuucho que hablar y muchas historias para ilustrarlo y comentar ventajas, desventajas, maneras de gestionarlo....

Me encanto!!

Que lindo que es cuando uno se identifica con lo que lee, hacía tiempo que no me pasaba.
Vivo en Alemania hace cuatro años y todavía me falta mucho por aprender de la cultura alemana. Siempre me sorprenden cosas nuevas, pero no solo a mi, sino también a mis compañeros de trabajo que se han adaptado a mi, a mi estilo de humor, a mis chistes irónicos que al principio nadie entendía, ahora son parte de la cultura de la empresa.

Con respecto al tema "zusammen oder getrennt", para mi es un tema de cercanía con la persona. Si es alguien a quien considero amigo, sin duda que pagamos juntos, una vez cada uno. Eso se fue dando automáticamente y sin ninguna regla a seguir. Con las personas que tengo menos confianza o cuando la cuenta tiene varias cifras, esta claro que será gretennt.

Saludos!
Carla

Re: Me encanto!!

Hola Carla,

gracias por tu contribución. Y qué bonito lo que cuentas. No sólo tú te adaptas al lugar en el que trabajas sino que también tus compañeros se acostumbran a tu manera de ser y hacer las cosas. Así debe ser. Mutuo y recíproco. Puedes seguir contándonos cómo ocurre eso. Cuáles son las actitudes, tuyas y de tus compañeros, que lo hacen posible.

Opinión de un aleman

Saludos a todos!

En primer lugar felicitaciones a Natalia de Pérez de Herrasti por el tema! Es el más interesante desde algunos meses.

Soy un hombre aleman, y al leer la primera vez las historías de Natalia no las he comprendido. Solamente despues de leer los comentarios he comprendido la diferencía cultural entre españoles y alemanes.

La primera historía es analizada con el concepto de “cortesía”. La palabra alemana para describir el comportamiento de Javier sería “Hilfsbereitschaft”, no “Höflichkeit = cortesía“. „Hilfsbereitschaft“ designa la disposición de una persona que ve los problemas de los otros y que quiere ayudar a los otros solver sus problemas. – No encuentro una palabra española para este concepto. Creo que la historía juega en diferentes campos semanticos y culturales en Alemania y en España. Para mi también es normal pagar para el trayecto al aeropuerto, y aunque soy aleman, no entiendo las dudas de Foelke (rechazo de un deseo erótico??), come Natalia cree en una de sus respuestas. Para los españoles en Alemania, esta historía significa que no pueden ofrecer a un colega de llevarle al aeropuerto o ayudarle a mudarse; sería una manera de importunidad.

La segunda historía puede analizarse bajo el concepto de “carencia de hospitalidad”. - Antes de 3 meses, un colega francés a quien conosco desde 40 años, me visitó con su familia en mi casa. Le ofrecí 3 habitaciones con nevera, baño, camas, acceso en mi oficina, etc. y la posibilidad de hacer lo que quieren. – En mi opinión, no fue una manera de carencia de hospitalidad, pero una expresión de confianza.

Natalia ha escribido en una respuesta: “He conocido a muchos hispanos que desarrollan un profundo rechazo hacia la cultura alemana por algunas cosas como esta y otras más graves.” Lo siento mucho, pero como podemos cambiar la situación si quizas no tenemos las mismas categorías para analizar los malentendidos?

Saludos - Empleado

Re: Opinión de un aleman

Buenas,
La palabra que buscas que resume Hilfsbereitschaft es Solidaridad.

Empleado, muchas gracias por

Empleado,
muchas gracias por tu interés. Tú no necesitas integrarte y pese a todo lees estos textos. Ahí mismo tienes la respuesta a tu pregunta. Si todo el mundo tuviera tu interés, si todo el mundo ( o cada vez más al menos) supieran que estos temas son importantes, que hay que formarse en ellos, reflexionar, autoanalizarse y actuar en consecuencia, la integración de los extranjeros en nuestros países sería más fácil.

Es una equivocación creer que la integración es un camino de una sola dirección. Debe haber un acercamiento mutuo. Por eso lo que intento conseguir es que los profesores de español de las escuelas alemanes empiecen a introducir estos contenidos en clase. En la cultura turca, por ejemplo, también predomina la cortesía de la cercanía, como en los países hispanos. Imagínate que gran ayuda sería si los niños alemanes aprendieran eso ya en el colegio.

Lo que dices respecto a la Hilfsbereitschaft muestra como, desde un punto de vista alemán, muchos de nuestros gestos de cortesía son innecesarios, son un plus. Porque la cortesía de la distancia alemana no los consideran imprescindibles sino un extra, un bonus. Tampoco para nosotros es una obligación llevar a Foelke al aeropuerto, pero casi. Supongo que lo entenderás mejor cuando leas muchas historias, impresiones y casos. En mi libro hay muchos, si me permites la sugerencia.

En cuanto a lo de Foelke, créeme, la mayoría de mis estudiantes son mujeres alemanas. Y la mayoría reaccionarían como Foelke. Por cierto. Foelke no sólo habla español muy bien sino que vivió un tiempo en México.

Integración en Alemania

Hola todos,

he leído el artículo y los comentarios con mucho interés. Soy alemán, viví un año en España y todavía estoy en contacto con Españoles regulariamente porque soy organizador de una “Tertulia” donde se encuentra gente para aprender o alemán o español.He tropezado con la página web porque por el momento hay muchos españoles que nos contactan via nuestra página web (www.spanisch-stammtisch-duesseldorf.de) y nos hacen preguntas acerca de alojamiento, cursos de idioma, autoridades, etc.Tambíen queremos darles una ayuda inicial como esta página web y por eso pienso que este articulo/debate es importantíssimo!

De vez en cuando nosotros observamos unos malentendidos también. La buena noticia: Sobre todo son malendentidos causados por la barrera lingüística y no por la cultura. Quiero decir que si uno está abierto y muestra interés en la cultura y la gente (da igual en que país), en general será bienvenido y la integración le resultará mucho más fácil!

Sin embargo hay que entender que unas costumbres y maneras de pensar son diferentes. Arriba tuve que leer que “efectivamente los alemanes no entienden el concepto "cortesia". Por cortesía – yo como alemán – nunca publicaría una frase tan generalizada en un fórum de intercambio cultural. Si uno se fija a comparer y (peor) evalorar los costumbres con los de su propio país, ya está condenado al fracas y nunca llegará a integrarse. La clave del éxito es preguntarse: “¿Por qué?”

Además el concepto de integración en primer lugar se refiere a la persona extranjera. Ella tiene que adaptar su comportamiento e intentar entender los custombres. Nunca es al revez!!! No obstante la noticia buena es: cuanto más esfuerza hacéis (sea aprender el idioma o adaptar a costumbres , etc.) tanto más la gente en el país os perdonará tropezones y tanto más intentará adaptarse a vuestras costumbres también. Claro que integración finalmente no debería ser una calle de dirección única, pero tenéis que dar el primer paso!

Acerca de incidentes críticos quiero añadir una cosa! En mi opinion la barrera cultural con el más potencial de conflicto en la vida cotidiana o en el mundo de trabajo (!) es la siguiente: Según mi observación (es una tesis y tampoco quiero generalizar) Españoles y Alemanes tal vez no tienen el mismo entendimiento de tiempo. Llegar 15 o 30 minutos más tarde podría ser interpretado muy mal en Alemania.

Como español podría pensar: Cual es el problema? Son 15 minutos de diferencia?
Por qué siempre tienen que ser tan organizados y estrictos? 

Como alemán podría pensar: Si no puedo contar con alguien acerca de una bagatela como puntualidad, no podré contar con la persona cuanda sea importante. Además dejar esperar a una persona es borde.

Para terminar: Acerca de las culturas no hay correcto/incorrecto, no hay peor/mejor. Solo hay diferentes puntos de vistas y preferencias!  Para los que quieren trabajar en Alemania os deseo mucha suerta, mucha gente abierta/ tolerante y muchos nuevos amigos! Traed un poco de sol por favor!

Re: Integración en Alemania

Hola,

en verdad me parece un poco incorrecto el hecho de que se interpreten las diferencias culturales como producidas por barreras lingüísticas. Cuando hablo en inglés con alemanes los problemas persisten. Llevo 4 años viviendo en Alemania, estudiando en la universidad, y la integración me ha sido absolutamente imposible, y comprendo completamente a la gente que desarrolla una especie de fobia a los alemanes. Yo creo que para ser francos, como les gusta ser a los alemanes, hay que despejarse de cualquier prejuicio de lo políticamente correcto, y admitir abiertamente que nuestra cultura mediterránea es superior a la alemana, al menos desde mi perspectiva. Una cultura se ve neutralizada y pierde el valor si al compararse con otra se le considera simplemente diferente: hay que evitar todo sesgo relativista. Las idiosincrasias no son neutras, pues son fundadas en aspectos irracionales, por lo que deben ser juzgadas en términos valóricos. Así, yo considero a la cultura alemana inferior a la mediterránea. ¿Por qué?

El tema de los modales tiene que ver con la civilidad. Alemania es un país que no ha desarrollado ese aspecto propiamente occidental, porque los alemanes forjaron su cultura y su identidad en función de la negación: Lutero despreció a la iglesia católica y con ello a la mentalidad latina. El Sturm und Drang repudió de toda influencia ilustrada, anglo-francesa. El Tercer Reich y el holocausto son el resultado de una confrontación entre la civilización alemana y la democracia occidental. No por nada, Leo Strauss, en "On German Nihilism" describió esta última situación sin ahorrarse calificativos: "The English gentlemen as an imperial nation vs. the German Herren as a nation of provincial, resentful fanatics". Alemania siempre ha estado en conflicto con alguien. "Deutschland", es una palabra que significa "tierra del pueblo". Pero la palabra "pueblo", no tiene una connotación positiva aquí, como en "we the people". "Deutsch" era el término que los occidentales ocupaban, en el siglo XV, para referirse a la chusma que no conocía el latín ni los modos de urbanidad, y por ende, no tenían acceso a la cultura occidental. En ese sentido, no podemos decir que una cultura es simplemente diferente a otra, sino que efectivamente estamos hablando de una cultura inferior, y una superior, o más desarrollada. Los modales tiene que ver con la civilidad, es decir, la vida social y el desarrollo de la alta cultura en la vida urbana, algo propio de la ilustración en la modernidad, o del ágora en la antigüedad. Pero Alemania se ha opuesto a ello históricamente, y de hecho ha construido su idiosincrasia precisamente en oposición a ello. Nietzsche, y tras él, casi la totalidad de la sociología alemana, han escrito miles de páginas denunciando esta situación.

Estas conclusiones, y otras, las he extraído después de años de estudios, investigación, etc... sobre la cultura alemana y no por haber vivido 5 años en Alemania. Pero no me ha sido imposible la integración aquí por una suerte de "prejuicio". Llegué a Alemania conociendo su cultura, pero sin ningún prejuicio de integración y con las mejores expectativas. Sin embargo, y una y otra vez, lo único que he recibido es rechazo, desprecio, y afán permanente de rebajar y denigrar todo lo diferente a ellos, el bullying, la miseria humana. He notado, además, que los alemanes tienen una capacidad extraordinaria de interpretar el vicio como virtud, y vice versa. Ellos no son descarados, sino "directos", ellos no son mezquinos, sino "racionales", no son grávidos sino "serios", no son egoístas sino que "poseen un solemne sentido de la privacidad", no son arrogantes sino "seguros", etc... Los mediterráneos, en cambio, no somos para los alemanes corteses sino "hipócritas", no disfrutamos la vida sino que somos "flojos", no somos "alegres" sino "poco serios", y así ad nauseam. Y un claro ejemplo en que se distorsiona aquello es cuando dices "Arriba tuve que leer que “efectivamente los alemanes no entienden el concepto "cortesia". Por cortesía – yo como alemán – nunca publicaría una frase tan generalizada en un fórum de intercambio cultural. Si uno se fija a comparer y (peor) evalorar los costumbres con los de su propio país, ya está condenado al fracaso y nunca llegará a integrarse". Es decir, tu mensaje aquí es, "yo, en cuanto alemán, me pongo por sobre este comentario y le doy una lección de cortesía a quién dice que los alemanes no somos corteses". Tu cortesía puede interpretarse como arrogancia e hipocresía, y eso es lo que se hace en Alemania cuando los mediterráneos demuestran modales. ¿Ves a lo que me refiero? A mí en Alemania me han dejado con la mano estirada un sinfín de oportunidades al momento de saludar, y eso lo he experimentado, no en una fábrica con obreros, sino con compañeros de doctorado en la universidad, y podría dar cientos de ejemplo, que vivo a diario en Alemania. El motivo de por qué los alemanes no tienen cortesía ni modales es mucho más profundo y no tiene que ver con interpretaciones antojadizas de experiencias aisladas.

Espero que la honestidad y franqueza que tanto les gusta presumir a los alemanes, y un intento de describir objetivamente la situación de los modales y la cultura en Alemania, no sea interpretada como descortesía esta vez. Saludos!

Re: Integración en Alemania

No sé si me equivoco, pero pareces un filósofo. Me recuerdas a mí misma hace años. Yo he estado ahí también y confirmo prácticamente todo lo que dices. Efectivamente, hay raíces muy profundas en la diferencia cultural que apreciamos.
He realizado mis estudios de doctorado en Frankfurt y me he casado con un alemán que, de alguna manera, y despues de vivir 25 años en España, los percibe como nosotros, en parte....Opina que son mucho más descorteses ( Por ejemplo, cuando tenemos invitados los lleva al aeropuerto. Cuando nosotros vamos allí tenemos que buscarnos la vida...).
Sin embargo no es tan fácil: yo percibo que los españoles somos cada día más maleducados. Y ellos son realmente menos falsos que nosotros.Además, ahora que hay crisis en España, mi marido ha recurrido a sus viejos colegas en Alemania y le han echado una mano para encontrar trabajo allá, mientras que nuestros amigos de aquí evitan hablar de la situación.
Eso sí....la arrogancia es algo que tienen profundamente enraizada, incluso los que no son conscientes de ella. Ahí está el peligro: No me enseñes Ilustración, porque yo lo sé todo mejor. Y resulta que los racionales y calculadores son aboslutamene intuitivos y arbitrarios...
Por supuesto esto esto lo digo sin ánimo de generalizar, no vaya a ser que al leerme contrargumenten con que una generalización se descalifica por si misma (típico: selfperformative Widerspruch). El tema de la racionalidad instrumental es la clave....ahí es dónde hay que rascar.
Un saludo
Cabaret Voltaire

Jain

Hola anónimo.

Gracias por tu colaboración.

El tema del tiempo es muy amplio y no se refiere sólo a la puntualidad, sino también a la orientación a corto o a largo plazo. Es un tema que trataremos más adelante. Pero en mi opinión no es el que causa más malentendidos, por eso no he empezado por él. Llevo 17 anios (estoy en Alemania, con teclado alemán) reuniendo testimonios de hispanos y alemanes. Y lo que está tras la mayoría de los malentendidos más fuertes, profundos y conflictivos, son los distintos conceptos de cortesía y la manera más directa o indirecta de comunicarse. Pero por supuesto hay otros temas interesantes que trata, como la "Zeitauffassung." Algún día llegaremos a ese punto, espero. Espero que sigas por aquí.

Quien tiene un amigo...

Yo también tengo una anécdota respecto a las idas y venidas del aeropuerto.

En enero fui a visitar a un amigo alemán a Berlín durante una semana. Ultimando los detalles del viaje le dije que si me venía a buscar al aeorpuerto y me dijo que no hacía falta, que era muy fácil ir en el cercanías y que no merecía la pena. Yo me lo tomé bien, de hecho hasta me halagó un poco, lo ví como que me veía perfectamente capaz de desenvolverme.

Un tiempo después se lo conté a una amiga, y puso el grito en el cielo. No sólo le resultaba incocebible que un amigo hiciera eso, sino que le pareció un signo evidente de lo impersonal e insolidaria que se está volviendo la civilación occidental, así en bloque (por exagerar que no quede). No entendió que a mi no me molestase.

Leyendo estos artículos, que me encantan, he de decir que a mí no me molestó pero tampoco lo entendí. Cuando pregunté si me iba a buscar al aeropuerto, ni se me había pasado por la cabeza que me dijera que no. Y cuando me lo dijo pensé que era porque hemos viajado un par de veces juntos, y suelo ser yo el que se encarga de organizar los desplazamientos, de averiguar cómo ir de un sitio a otro. Y por tanto confiaba plenamente en mi capacidad para buscar el camino yo solito. Pero no se me ocurrió que, desde su punto de vista, era lo más normal del mundo.

Ismael.
(Por cierto, el captcha que tenéis instalado es realmente incómodo, es muy difícil saber lo que pone)

Re: Quien tiene un amigo...

Gracias Ismael, interesante contribución. La reacción de tu amiga es muy típica hispana. La tuya hace entrever que tienes facilidad para adaptarte a distintos modos de ver la vida por lo que te será más fácil adaptarte a la vida en Alemania.

Puedes leer más artículos aquí:
http://herrasti.jimdo.com/cursos-art%C3%ADculos/art%C3%ADculos-de-hispan...

Situación embarazosa

Soy una chilena que vive hace casi tres anios en Alemania. Mi primer día en este país fue un poco embarazoso. En Chile tenemos la costumbre de saludarnos de beso en la mejilla, sea con conocidos o extranios; llegué aquí y mi, entonces, novio me estaba esperando en el aeropuerto, nos saludamos con un beso en la boca y no fue ningún problema. Ese mismo día me presentó a su hermano y su esposa, y claro, con las costumbres de mi país frescas, les saludé a ambos con besos en las mejillas. Ambos me miraron raro y no supé por qué, hasta que mi novio me explicó que en un primer encuentro, el saludo es de manos y sólo cuando existe confianza se puede uno saludar de beso o abrazar.

Antes de viajar me informé de la historia alemana, algunas de sus costumbres, etc, pero nunca se me ocurrió leer sobre el saludo. Los alemanes defienden, por sobre todas las cosas, su espacio personal, en cambio, los que hemos nacido en culturas latinas, o americanas, nos relacionamos unos con otros más a nivel emocional y físico.

Saludos a todos, Karen.

Re: Situación embarazosa

Gracias Karen, por compartir tu experiencia. Así es, no sólo con el beso de saludo sino con otras muchísimas situaciones. El problema es que, como cuentas, no se informa suficientemente a la gente de las diferencias culturales, cómo se producen, cómo nos afectan...La mayoría de la gente no lo sabe.

Quizá te interese este reciente post de mi blog sobre este tema: http://herrasti.jimdo.com/2013/03/17/la-cultura-se-aprende-por-inmersión-sin-instrucción/

Saludos,

Holanda

Hola Natalia:

Yo vivo en Holanda ya unos 13 años y, aunque conozco la cultura holandesa muy bien, estoy totalmente integrada y sé tocar la partitura a la holandesa... a veces me sorprenden algunas cosas.

En tu ejemplo hablas de pagar la gasolina, algo que se le ocurre a la chica alemana. Hace poco mi suegra holandesa se quejaba de que últimamente tenía que recoger y llevar a su padre (92 años) de un sitio para otro y que ni siquiera le ofrecía los gastos de gasolina! Viven a unos 120 km...A mí nunca se me hubiera pasado eso por la cabeza, aunque visto los gastos que se ocasionan hasta lo entiendo.

Carmen

Re: Holanda

Hola Carmen. Gracias.

recuerdo que mi primera experiencia een el extranjero no fue en Alemania, sino en Holanda, allá por el año 91, visitando a una amiga española que estaba de Erasmus en Utrecht. Maria José me recibió en el aeropuerto y sus primeras palabras fueron: "¡esta gente son neveras con patas, son comerciantes Natalia!" Estaba escandalizada por cosas como esta: en su piso compartido había una habitación libre. Una chica le dijo que quizá le interesara para su hermana. Maria José propuso como algo evidente: "Pues ven, lo ves y le cuentas a tu hermana como es."

Ante lo cual la chica holandesa respondió escandalizada: "No. Se lo digo y si quiere que venga ella y vea si le gusta." La hermana vivía en otra ciudad y tenía que desplazarse en tren a Utrecht.

Las mismas historias oía en Inglaterra de mi amigo Paco, madrileño que era ayudante de conversación en un colegio y vivía en la casa de un matrimonio joven. Escandalizado me contaba que la hermana de la chica con la que vivía fue un finde de visita y dejo este cartel: "Gracias por todo. Os enviaré un cheque por los gastos." Paco decía horrorizado: yo le dejo un cartel así a mi hermana y me da un tortazo que me vuelve la cabeza del revés.

Hay mil historias más que contar en esta línea. Aunque esto se va suavizando, creo. Creo que la tacañería en España está hoy menos mal vista que allá por los 90, y en Alemania tiene peor prensa de la que tenía. Este contraste era mucho mayor antes.

Sobre el papel del dinero y la tacañería y sus orígenes históricos escribí un artículo hace tiempo.

Saludos, Natalia

Re: Holanda

¡Pues esta es la parte que más me gusta! No puedo ni siquiera enumerar la cantidad de problema que nos evitaríamos actuando de esa manera. Muchas veces en nuestra cultura hispana damos tanto y hacemos mucho por la otra persona y luego nosotros mismos nos quejamos de ese tiempo perdido o ese dinero irrecuperable, llegando a ponernos en situaciones de enfado con nuestra propia familia y o a perder, o no querer ver más, a un amigo por sentir que nos han utilizado. Como dice el dicho ¨Cuentas claras conservan amistades¨ Yo pienso que las ganas de ayudar se pueden guardar para momentos que realmente lo acrediten.
A veces nos encontramos a nosotros mismos actuando de una manera que mas bien hemos adquirido por cultura cuando realmente lo que nos apetece es ser claros y decirle a la otra persona que pague sus platos rotos. Los alemanes simplemente son honestos con ellos mismos, no tacaños como insisten en llamarles y eso es admirable.

Re: Holanda

Pues sí. Podría citar muchos casos vividos por mí para ilustrar lo que dices, uno muy reciente. Seguramente tiene que ver con que la cultura alemana empuja a pensar a largo plazo, así que antes de hacer una cosa, se piensa más en las consecuencias ;-)

Muy interesante

Hola Natalia,

Me ha encantado tanto un caso como el otro. Vivo con mi familia en Alemania desde hace casi un año. Además, mi familia es española (yo de Barcelona) y la de mi marido alemana. Te puedes imaginar!!! Te acabo de descubrir por un tweet del Goethe Institut de La Paz. Te sigo!!!

Te invito a pasarte por mi blog www.cronicasgermanicas.com dónde precisamente encontrarás las diferencias más curiosas y significativas entre España y Alemania con un toque de humor. Así como un acercamiento al alemán de forma original, amena y divertida!

Un saludo,

Elisabet*
@cronicgermanic

Gracias. Te sigo.

Hola Elisabet,

Gracias. Te sigo también en twitter.

Saludos,
@NHerrasti

Muy interesante

Soy una chica de Barcelona y en agosto me mudo a Köln. Me he reído con las historias que han contado y también las interesantes reflexiones, tanto de hispanohablantes como de alemanes que conocen tan bien parte de la cultura española y su lengua.

Como profesora de lengua española, considero fundamental integrar estas cuestiones (de ámbito cultural) en el aula y, como persona, considero todo un privilegio poder intercanviar opiniones y puntos de vista con otras gentes. Gracias por iniciar el debate Natalia.

Saludos,

Mónica Hernández

Re: Muy interesante

Gracias Mónica. Sí, es fundamental incluir estas cuestiones en clase de ELE. El problema es que no se forma a los profesores de ELE en este ´-ámbito. Por eso ha surgido la profesión de "interculturalista" y es a ellos a quienes se dirigen las empresas e instituciones cuando quieren aprender comunicación intercultural.

Responder al comentario | Trabajar en Alemania

Excellent blog here! Also your website loads up fast!


What host are you using? Can I get your affiliate


link to your host? I wish my website loaded up as quickly


as yours lol





My blog; 9apps

Re: Muy interesante

Se me olvidó firmar. Soy Natalia P. Herrasti.
:-)

Israel

Hola,
Quisiera compartir mi experiencia, soy Boliviano y llevo viviendo en España mucho tiempo, y mi contacto con alemanes se dio cuando fui de Erasmus a Eslovenia.
Desde mi punto de vista, llegar de un país tan atrasado económicamente a España fue un cambio grande, noté bastante frialdad aquí comparado con el lugar donde nací, pero con los años lo fui viendo todo normal, aprendí de las cosas buenas de unos y otros.
Cuando estuve de Erasmus conocí a una amiga Alemana que a los pocos días se puso enferma, por lo que sin pensarlo la ayudé y la llevé a los servicios sanitarios ya que ella era nueva en esa ciudad, y pasé el día entero con ella, para mi fue algo totalmente normal, tenía cosas que hacer pero soy responsable y consciente, supongo que esto le chocó mucho a mi amiga Alemana, ya que para mi no fue nada y los días siguientes seguí con mi rutina preguntando de vez en cuando como se encontraba.
Ha pasado más de 1 año desde que ya no nos vemos y ahora estoy buscando trabajo en Alemania, ella se ofreció encantada a ayudarme con algunas traducciones y en todo lo que podía, me sorprendió que se acordara de aquél día, yo ya ni lo recordaba apenas.
Seré una persona extraña pero me he sentido más cómodo con mis amigos alemanes que con españoles, era todo más directo, sincero, sin dobles sentidos, etc. Además será por mi personalidad, siempre he sacado el lado bueno de cada persona.

Un saludo.

Re: Israel

Gracias por tu contribución Israel.

Es absolutamente normal tu impresión de los españoles como fríos. La boliviana es una cultura mucho menos individualista que la española. España produce impresiones muy alemanas a culturas más colectivistas.

Y es absolutamente normal que esa chica alemana se acuerde de lo que hiciste por ella, porque eso no es tan "selbstverständlich" en Alemania como para que se olvide fácilmente. De todas formas "es de bien nacidos ser agradecido", y hay bien nacidos en todas partes. Y lo contrario también, por desgracia.

Y no eres raro. Juzgas según tu experiencia y tu carácter, como todo el mundo.

Que te vaya muy bien allá donde estés.

Experiencia distinta

Hola, un saludo a todos.
De mi experiencia de cuatro años en Colonia y viajar a muchas ciudades alemanas, en general encuentro a los alemanes muy educados y agradables, no tienen que ser efusivos para eso. Cada vez que estuve perdida buscando un museo o dirección me instruyeron con paciencia, y empezando a hablar mi poco alemán, terminaron accediendo hablar en inglés. Aquellos que descubrieron mi español, fueron extrovertidos prestos a practicarlo conmigo. No sé si quizá los del este puedan ser un poco más oscos. Personalmente nunca tuve un problema, pero sí tengo la impresión de que más atento es un hombre alemán que la mujer alemana.
Debo decir que a mí no se me ocurriría pedir, por ejemplo, que me recojan en el aeropuerto o estación; por mucha que fuera la confianza, esperaría que eso provenga de la otra persona, y probablemente me negaría para no causar molestias. Bueno, soy de ascendencia alemana, y realmente me cuesta pedir un favor, y como buena latina soy impuntual. Aún así, una vez tuve una cita en una oficina del estado, a la que llegué dos horas tarde, no obstante, mi asesor me recibió, claro que le expliqué que me había perdido. Y respecto a las cuentas, nunca tuve que pagar la mía las veces que me reuní por algún intercambio de idiomas, a pesar de que intenté pagar mi parte.
Quisiera hacer hincapié en que hay que distinguir quién es alemán autóctono, porque hay mucha migración, por mi parte los malos modales los vi entre los no alemanes. De lo que recorrí algunos países de Europa, incluyendo España, la gente más educada e incluso solidaria -mil perdones- es la alemana.

Re: Experiencia distinta

Gracias por tu contribución.

hey! :)

Por favor, quiero más de esto, es muy entretenido e interesante!

En mi experiencia, los Españoles aceptan mejor o más rápidamente el humor irónico que los Alemanes. Me ha pasado bastantes veces que por cosas que he dicho un Alemán se han ofendido o me ha mirado con cara de desconcierto: "pero qué puñetas está diciendo?", cuando un español habría entendido que es una broma. Sobretodo, al lanzar pequeñas puyas, parece que se ofenden y no saben si les estás insultando o no. Les desconcierta.
Creo que la actitud de un alemán cuando te acaba de conocer es tomar en serio todo lo que dices, como si una broma o una coña no fuera algo normal que decir. O esa es mi impresión. También depende de la persona, claro.
Pero parece que al cabo de un tiempo, cuando se acostumbran a tu extraña forma de ser, sí que ven lo que dices como algo gracioso :)

Humor alemán

Gracias por tu comentario. Sí, reflejas muy bien el tema del humor. Es un tema que ocupa también bastante espacio en mi libro "Gramática de la cultura".

http://www.amazon.de/gp/product/3842335997/ref=olp_product_details?ie=UT...

Aquí copio algún extracto del libro sobre ese tema:

Tomar las bromas al pie de la letra

"Por ejemplo, he contado a muchos alemanes este breve diálogo y coinciden en que ellos habrían reaccionado ante mis palabras alarmándose:
Una alemana me presentó a su novio inglés. Él, en inglés, me dijo que yo no parecía muy espa-ñola. En tono y con gesto de broma (entonación que resulta más natural y posible en inglés y español, que en la menos variada curva entonativa y menos variada gama gestual alemanas) respondí en inglés: “Me parece que no nos vamos a llevar muy bien.” Reac-cionó como lo habría hecho un español o cualquier inglés. Se rio y dijo: “Bueno, ahora que te miro bien sí pareces española”. Inme-diatamente me di cuenta de que si hubiéramos hablado ale-mán, si él fuera alemán, ni él ni yo hubiéramos dicho eso. Hablar inglés, alemán o español automá-ticamente me empuja a un estilo conversacional distinto. Y todos los alemanes a los que he pregun-tado me han confirmado que no se habrían reído sino que habrían interpretado mi comentario al pie de la letra y, asustados, se ha-brían preguntado qué habían hecho para merecer semejante respuesta."

En: Natalia P. Herrasti. "Gramática de la cultura"

estoy de acuerdo conque nada

estoy de acuerdo conque nada es "malo o bueno", pero sí podemos decir qué es lo que nos parece valioso de cada cultura. de la misma forma que admiramos la eficiencia alemana como un valor cultural, también podemos admirar la hospitalidad como valor humano. Si no fuera posible hacer elecciones entre valores entonces no podríamos tampoco criticar los aspectos negativos de una cultura extranjera, no podríamos, por ejemplo, criticar la situación de las mujeres en muchos países árabes o el machismo en América Latina. En ese sentido, creo que cada sociedad puede aprender de otras culturas: un argentino bien podría mejorar su puntualidad y la capacidad de planificacimn y previsión de culturas como la japonesa o alemana, así como un alemá podría aprender de un latino en cuanto a la hospitalidad, la amistad, el hacer sentir bien al otro, porque de eso se trata, de mejorar como grupos sociales haciendo mas humana la vida. Yo creo que esa familia alemana "pecó" de antipatía, de falta de hospitalidad, de ocuparse de una visita como corresponde. Y no hay que tener miedo de decirlo!!! yo me tengo que bancar que me digan que los latinos somos vagos porque dormimos la siesta, jaja!!

Re: estoy de acuerdo conque nada

Totalmente de acuerdo anónimo. Es absurda esa actitud de gente que pretende censurar a los demás impidiendo que expresen lo que piensan o sienten. Además la crítica es un valor alemán muy importante, y los alemanes son muy críticos con Alemania. El problema no es criticar. A mí solo me preocupa la situación de las personas que:

- sólo critican una de las dos culturas (la de adopción o la de origen) sin ver nada bueno en ella, y sólo alaban la otra, sin ver nada malo en ella. Ahí hay un problema que hay que tratar.

- censuran la crítica, la propia y la ajena. Ahí también hay un problema que además extienden a los demás.

Saludos,

Natalia P. Herrasti

Falacias sobre las diferencias interculturales (Pablo Bouvier)

Para ser una persona culta y profesora de Universidad, sus artículos están repletos de tópicos. Además, en los ejemplos que cita, se pasa sin solución de continuidad de un ejemplo concreto a un criterio general, lo que en lógica se denomina falacia.

En Alemania, al igual que en España, existen todo tipo de personas: educadas, mal educadas, amables, no amables, etc. Y, evidentemente, no es lo mismo levantarse a las cuatro de la mañana para acompañar a alguien al aeropuerto en un país donde hace un frío intenso de unos cuantos grados bajo cero y con un clima lluvioso que en un país de temperaturas benignas y soleado.

Tampoco hace falta irse a Alemania para caerse de un guindo y constatar que somos diferentes.. Las mismas diferencias existen en el ámbito local entre las personas del sur y del norte de casi cualquier país, al igual que el carácter de los vascos es diferente al de los andaluces. Ni mejor, ni peor sino diferente.

En cualquier lugar donde el tiempo escasea por las pocas horas de kuz solarl, las personas son más prácticas: Un sí es un sí y un no es un no. ¿Es eso descortesía? Por supuesto que no. Se trata de una cuestión meramente circunstancial y de la lógica más elemental.

Es como el ejemplo del "Entschuldigung" que, según cierta persona, significa "quítate de mi camino". "Entschuldigung", puede tener tanto la acepción de "perdone" como el de "con permiso". Evidentemente, si eres un tarado que estás estorbando el paso, te lo dirán de forma cortante. Pero esto, aquí, en Alemania y en cualquier otro país del mundo.

Para mí no hay excusas.

Los alemanes, son muy alemanes. Sin ánimo de ofender, pero los considero extraterrestres. Te miran de una forma, que no entiendo, fijamente, como si tuvieras dos cabezas. Su mirada es persuasiva, intimidatoria, y aunque te vayas a otro lado, te siguen con la mirada. ¿Qué les pasa? Si las miradas fueran bonitas, de acuerdo, pero te miran con una mala leche, que parecen que te están intentando matar.

Yo respeto a todo el mundo, pero que sin conocerme de nada, me miren tan mal, muestren desprecio, y hasta sean tan ariscos, no lo entiendo. Traté en todo momento de ser cordial, pero ni eso. Serán muy cerrados, pero es que no hay por dónde cogerlos. Y si sigo contando cosas que me han pasado con ellos, mejor ni sigo.

Lo que si tengo claro es algo, y es que gracias a su actitud, no quiero trabajar en Alemania, por nada en el mundo. Prefiero cualquier país, hasta la china, si hace falta, pero Alemania, sería el último país en donde viviría y trabajaría.

Lo siento pero es mi opinión. Lo único que he recibido, ha sido desprecio, y para mí no es excusa su cultura. Es intolerable su falta de educación, humildad, y cordialidad.

Publicar un comentario nuevo

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <p> <br>

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura. Es obligatorio reproducir las palabras respetando las minúsculas, mayúsculas, símbolos de puntuación y acentos.
To prevent automated spam submissions leave this field empty.

¿Quieres darte a conocer en Trabajar en Alemania? No lo dudes

Desde su creación en septiembre de 2011 nuestro portal quiere ser la voz de sus usuarios y para ello ofrecemos nuestro blog como tribuna a los españoles que desarrollan iniciativas de interés (blogs, eventos, asociaciones, libros, empresas, etc.) en Alemania. Os animamos a mandar vuestras propuestas a info@trabajar-en-alemania.es y si vuestra iniciativa nos convence, contactaremos con vosotros.

Trabajar en Alemania es propiedad de Ayova - Add your value. Todos los derechos reservados.