• Blog
  • Foro
  • Aprende alemán
  • Publicar oferta
  • Unternehmen
  • Más...
    • Temas
      • Impuestos
      • Ciudades
      • Cultura
      • Curriculum Vitae
      • EURES
      • Eventos
      • Festivos
      • Historia
      • Idioma
      • Incidentes críticos
      • Ofertas
      • Opinión
      • Podcast
      • Prestaciones sociales
      • Redes Sociales
      • Solicitud de empleo
      • Tests
      • Vacaciones
    • Lo mejor del blog
      • Sitios web útiles para encontrar trabajo
      • Conseguir trabajo en Alemania; la carta de presentación
      • ¿Se puede trabajar en Alemania sin saber alemán?
      • Conseguir trabajo en Alemania; El Curriculum Vitae (Lebenslauf)
      • Prestaciones sociales en Alemania: El seguro médico
    • Ciudades de Alemania
      • Berlín
      • Múnich
      • Hamburgo
      • Colonia
      • Dusseldorf
      • Frankfurt
    • Redes Sociales
      • Facebook
      • Linkedin
      • Twitter
      • Xing

Cuando la oferta se convierte en metedura de pata (Faux pas)

Hola a todos.

Continuamos con los incidentes críticos de Natalia Perez de Herrasti, dentro de la temática "Pedir u ofrecer". Para los más despistados, o aquellos que se hayan incorporado hace poco al blog de Trabajar en Alemania, recordamos que un incidente crítico es el relato de una situación real de la vida cotidiana que nos ayuda a comprender las diferencias culturales entre personas.

Allá van los incidentes críticos de hoy:

  1. Sonsoles ve que los zapatos de su vecina están en el descansillo de su casa. Piensa que su vecina es un poco vaga por no bajar dos pisos para tirarlos. Los coge y los tira a la basura. Al día siguiente, su vecina pregunta por los zapatos y pone cara de horror cuando Sonsoles le cuenta, como presumiendo de haberle hecho un favor que los tiró a la basura.
  2. Inés, una canaria que vive en Frankfurt, viajando en tren, vio cómo una señora que viajaba con un niño de unos 14 meses, bajaba un gran bolso de mano y un cochecito de bebé del compartimento superior, poco después de que los altavoces anunciaran la inminente llegada a la estación de Hannover. Pegada a su asiento, en pleno pasillo, había una maleta enorme. Inés, pensó que la pobre señora no podría bajar del tren con tanto bulto:

    -¿Quiere que le ayude a bajar la maleta?

    - gññgñ- fue el indescifrable sonido gutural que recibió por respuesta de esta mujer ajetreada con sus preparativos. Inés agarró la maleta y la sacó al andén:

    - “Señora, ahí le he dejado su maleta.”-dijo Inés desde el estribo del tren, señalando a un punto del andén.

    La lacónica mujer estaba de pie junto al tren estacionado. Levantó la vista y miró a Inés con desinterés y un pequeño asombro pasajero mientras se afanaba por organizar sus pertenencias y colocar al bebé en el cochecito. Inés, desde el estribo del tren, boquiabierta, escuchó estas asombrosas palabras:

    -¿Qué maleta?

    La amable canaria contempló consternada, mientras se alejaba el tren, una maleta cada vez más pequeñita, que se iba quedando abandonada y solitaria en el andén a medida que todos los pasajeros se marchaban sin dignarse a echar la vista atrás. Tuvo que avisar al revisor para que la enviaran con el siguiente tren y le fuera devuelta a su dueño que seguía su viaje y antes o después se llevaría una desagradable sorpresa.

Con los incidentes críticos de hoy esperamos que se reflexione sobre las siguientes cuestiones:

  • ¿En qué casos ofrecer puede estar de más?
  • ¿Qué razones puede haber para esperar mejor a que otros pidan algo?
  • ¿Qué motivos puede tener alguien (frecuentemente alemanes, estadounidenses etc.) para interpretar a veces un ofrecimiento de ayuda como una ofensa? (Ten en cuenta que son culturas que valoran mucho la independencia, la autosuficiencia)
  • ¿Ofrecemos ayuda sólo cuando vemos que el otro la necesita, o la ofrecemos aunque sepamos que puede hacerlo solo?
  • Imagina esta escena: alguien va por la calle, se le cae, el bolso, y sus cosas se desparraman por el suelo. ¿Qué crees que pasará? ¿cómo crees que reaccionarán los viandantes a su alrededor? ¿cómo crees que deberían reaccionar?

Saludos a todos.

Volver a Blog

Comentarios

Hallo! En primer lugar me

Hallo!

En primer lugar me gustaría decirte que encontré tu blog por casualidad y al ver el autor del blog me sonó tu nombre y te relacione con el libro que has escrito, el cual, estoy detrás de él desde hace tiempo quieriéndolo comprar.
En segundo lugar voy a responderte a la pregunta del último punto y a cómo y a darte mi opinión acerca del caso.

Lo más lógico sería que si hay gente alrededor y ven que a alguien se le cae el bolso sería ayudarle a recoger las cosas ya que no es un asunto nada agradable y se agradece que alguien te ayude. Desde un punto de vista subjetivo creo que existen muchísimas variables a tener en cuenta en el caso de que a una mujer se le caigan las cosas del bolso y que clase de personas estén a su alrededor, a modo de ejemplo, si es una chica jóven y atractiva, existe una gran probabilidad de que los hombres que hayan presenciado la escena se acercen a ayudarla, pero si en cambio se trata, por ejemplo de una chica no atractiva (no pretendo ser sexista ni discriminar a nadie) es menos probable que se acercen a ayudarla.

También es probable que si la acción se realiza en una gran ciudad, donde la mayoría de la gente camina ensimismada y no les sorprende casi nada de lo que sucede a su alrededor, acostumbradas a un entorno cambiante y lleno de personas que intentan llamar la atención, nadie haga caso de lo que está pasando y no se acercen para ayudar a la otra persona. En este caso, lo mejor y más humanitario que podrían hacer sería acercarse a ayudar, en un simple acto de amabilidad, pero otra variable a tener en cuenta es la reacción de la persona a la que se le ha caído el bolso porque, podría sentirse ofendida de que sin conocerla de nada le ofrezcamos nuestra ayuda.

A pesar de sólo llevar unos meses en Alemania creo que en éste país no estaría muy buen visto que nos acercáramos a ayudar a no ser de que la persona esté realmente en apuros por tener algún tipo de discapacidad, en contraposición a lo que por ejemplo podría suceder en España, donde (desde mi punto de vista) con nuestra actitud más abierta y alegre, en la mayoría de las ocasiones ayudaríamos a la segunda persona.

Un saludo,
Nabil de http://freepassport2travel.wordpress.com/

Re: Hallo!En primer lugar me

Gracias Nabil por tu contribución. Sí, en España solemos sentir como una obligación ayudar en esa situación mientras que en Alemania sentimos que no estaría bien ayudar, excepto si esa persona no puede valerse por sí misma. Por ejemplo ha tenido un accidente y está herida, inconsciente....Algo así. De otro modo podría molestarse si cogemos sus cosas.

Mi libro se puede conseguir en cualquier librería alemana, suiza, austriaca... Sólo tienes que encargarlo. O en Amazon. También hay otro libro, un e-book, que se puede comprar en Amazon o en mi web. Se titula "Hispanos en Alemania".

Aquí tienes los enlaces:

http://herrasti.jimdo.com/mis-libros/

http://herrasti.jimdo.com/mis-libros/hispanos-en-alemania-sintonizando-u...

Pronto saldrá "cultura invisible 2. relaciones"

"Hispanos en Alemania" pronto se publicará también en versión impresa.

Saludos :-)

N.P. Herrasti

De acuerdo

Hola Nabil,

Gracias por tu detallado comentario. En general se puede decir que en una cultura como la alemana, que valora mucho la autosuficiencia, la independencia (Selbständigkeit) se tiende a ofrecer menos ayuda, a esperar que la pida quien la necesita. Ofrecer ayuda puede resultar ofensivo, entenderse como que pones en duda la capacidad del otro de valerse por sí mismo. Por eso se suele ofrecer ayuda sólo si está claro que no puedes tú sola. En culturas de cortesía positiva se ofrece ayuda continuamente, aunque no la necesites y a mucha gente le resulta imposible comprender que una oferta de ayuda pueda ser ofensiva, les parece imposible encontrar razones para que sea ofensiva.

Yo en Alemania no suelo ayudar a otro a recoger cosas del suelo, o en todo caso espero contacto visual, alguna señal de que está de acuerdo con que lo haga. En España en cambio sí lo haría. De todos modos seria interesante ver cuánto ha cambiado esto en España. Por ejemplo yo recuerdo que cuando era niña (10-12 años), si me caía por la calle en Madrid, enseguida tenía alrededor un montón de gente ayudándome, dándome consejos, preguntándome si me duele... De adulta no recuerdo haberme caído por la calle en España. Sí en Alemania, una vez. Nadie se paró, ni me miró siquiera. Pero estaba claro que yo podía levantarme y valerme por mí misma. De otro modo sí se habrían parado. Claro que hay diferencias entre una niña que se cae y una adulta. Y posiblemente hoy la gente en Madrid se pare menos que cuando yo era niña. Aún así creo que es mucho más normal hacerlo que en Alemania.

Hay muchos testimonios sobre esto, muchos extranjeros residentes en Alemania que se quejan de que la gente no ofrece ayuda. Pero no debemos interpretarlo automáticamente como egoísmo. Puede serlo en algunos casos, pero no necesariamente. También responde a un valor positivo: la valoración de la independencia, el no querer invadir el espacio del otro, ser pesado, invasor...

Mi libro lo puedes conseguir en cualquier librería de Alemania, encargándolo, o en Amazon: http://www.amazon.de/gp/product/3842335997/ref=olp_product_details?ie=UT...

Se agotó el domingo, pero pronto recibirán más ejemplares.

mejor preguntar

En general en Alemania se pregunta primero antes de ayudar. No es aconsejable coger la maleta de alguien, u otra cosa, sin preguntar antes "Soll ich helfen?/Brauchst Du Hilfe?/Brauchen Sie Hilfe?" Sólo cuando respondan que sí se ayuda. En cambio en España, en Latinoamérica, en Turquía... cogemos la maleta aunque nos digan que no "Anda, quita, quita, trae." Es una forma de ser amable, de evitar un "no" de cortesía, pro no molestar, de demostrar que realmente queremos ayudar. Un hombre con una mujer se siente casi obligado a hacerlo. Hacemos cosas opuestas a los alemanes, pero ambos lo hacemos por la misma razón, por cortesía, sólo que por distintos conceptos de cortesía.

No es por desmerecer a nadie:

No es por desmerecer a nadie: cada uno tiene su psicología y puedo entender perfectamente las anécdotas relatadas en este post.

Sin embargo, me parece bastante lerdo (perdón pero prefiero ser sincero), tirarle los zapatos a un vecino o bajar una maleta de un tren sin asegurarse qué está sucediendo realmente. No hace falta vivir mucho tiempo en Alemania para saber que la gente deja los zapatos en el descansillo o la maleta "descuidada" en el tren; yo mismo he perdido la cartera y quien la encontró se puso a investigar para dar con mi número de móvil y devolvérmela, intacta... en un plazo de una hora. Quiero decir que aquí la gente tiene mucho más respeto en general por las cosas de los demás... y su propia intimidad/esfera privada. Quizá los entiendo porque soy catalán y ahí nos parecemos un poco a los alemanes: menos abiertos, más autosuficientes (por favor que nadie extrapole o entienda lo que no toca: estoy hablando a un nivel individual). Aquí (vivo en Munich) hay muchísima menos inseguridad, todo es más limpio y ordenado. ¿Aburrido y/o demasiado reglado? a menudo, pero son las dos caras de la moneda, lo tomas o lo dejas.

Yo personalmente prefiero ofrecer ayuda PREGUNTANDO; seguro que aún hay cosas que no entiendo y hasta hay reacciones me parecen innecesariamente secas o maleducadas por su parte pero hay que entender que hemos venido a vivir a su país y tenemos que adaptarnos.

De todos modos, ni estando en España se me ocurriría tocar algo de otra persona sin preguntar si necesita ayuda... y mucho menos, tomar la decisión de tirárselo a la basura.

Alfonso

Re: No es por desmerecer a nadie:

Sí Alfonso, lo de tirar los zapatos a mí también me parece exagerado y no creo que muchos españoles lo hayan hecho. A mí sólo me llegó esta historia de una a la que no conozco personalmente. Y no me resisto a contarla porque me parto de la risa, y creo que el humor es muy bueno en la enseñanza, y las historias se recuerdan mejor si hacen gracia. Así que al recordar la historia la gente recordará que los zapatos se pueden dejar en el descansillo.

Lo de la maleta también es exagerado. También conozco sólo una persona a la que le pasó. Y a esta sí la conozco personalmente y de tonta no tiene un pelo. Ella preguntó y la señora contestó algo indescifrable, un refunfuño que se podía entender como "sí."

Pero en España ( y Latinoamérica y muchos otros lugares) es muy frecuente que la gente (sobre todo un hombre a una mujer) al ir a recoger a la estación a un amigo/conocio/pariente le coja la maleta y, para dar énfasis a su amabilidad/voluntad de ayudar no acepte un no y diga "trae, que ya te llevo yo la maleta." Es normal y educado. amable.

N.P. Herrasti

Hola a tod@s, llevo en

Hola a tod@s,

llevo en Alemania 7 meses, he venido para trabajar en la misma empresa en la que estaba en Valencia.
Trabajo cara al publico, y las diferencias culturales las aprendí sobre la marcha (y cada día aprendo algo nuevo). He necesitado unas semanas de observación.
Porque el primer mes, me acercaba a los cliente ofreciendo mi ayuda, y muchas veces noté en sus cara que estaban molestos: algunos me decían ofendido que no les hacía falta, otros ni contestaban.... Me sentí frustrada, mi comportamiento durante años aquí no tiene efecto.

Ha sido muy difícil no tomárselo a titulo personal.
Después de mi tiempo de observación (hacía mientras otras cosas en la empresa) aprendí a saber ofrecer ayuda; en vez de decir puedo ayudarle en algo?; decir: - “Buenos días, si en algún momento siente la necesidad de tener apoyo estamos aquí para ello.”

Pude ver que la reacción era totalmente diferente. Me respondían amablemente
- “Ah! (sonriendo) muchas gracias, solo estamos mirando, si te necesito voy hacia ti.”
Y fue curioso ver como a los pocos minutos venían a preguntarme, y muy agradecidos.

Tuve que cambiar el chip, porque al principio se pasa mal, nos sentimos rechazados, poco valorados, cuando solo es cuestión cultural. Como bien dices: aquí se aprecia la autosuficiencia.
Por eso cuando entro en un comercio, esperan que tu les digas algo, yo estaba acostumbrada que me saludaran y mostraran interés, aquí no: Se quedan haciendo lo que están haciendo y punto, en el momento que les preguntan entonces te responden (aquí en Berlin no suelen ser muy amables, pero son así :D), pero en Farmacias, tiendas de Zapato son al 97% amables :D

La diferencia cultural también la sentí, al atención telefónica…. la de veces que me he enojado, porque hacen lo mismo. O describes de manera escueta, completa lo que te pasa o una de 2 te cuelgan o responden muy alterados. Al principio pensaba que era porque igual mi alemán no era perfecto, pero hablando con Alemanes (que no son de Berlin) me dijeron que les pasaba igual.

Mi consejo, es intentar primero observar, preguntar antes de hacer algo, yo ya no hago nada sin antes haberlo hecho. Me evito muchos malentendido y así ahorrarme malestar, frustración….

Respondiendo a tu pregunta: - Preguntaría si necesita ayuda o paso de largo dependiendo de las ganas. Porque cuanto más tiempo llevo aquí más me integro.

Un saludo a tod@s,

Nelly

Re: Hola a tod@s, llevo en

Hola Nelly. Interesante tu experiencia. Tu historia se une a las cientos de historias ya recopiladas que ilustran estupendamente los distintos conceptos de cortesía que se explican en "Gramática de la cultura".

Aquí también se explican: http://bit.ly/M2Ya9t

Punto de vista alemán

Creo que es bien observado lo de la autosuficiencia. Yo, como alemán, llevo viviendo muchos años ya en Madrid. Pues bien, todavía no entiendo como uno puede tener la cara de llamarme a mi móvil para ofrecerme un contrato de gas. Me parece una meter indecente de meterse en mi vida privada y además implícitamente me está diciendo que me considera incapaz de buscarme un servicio mejor por mi cuenta. Independientemente de que preguntaría en más sitios, verdad? Dicho esto, en Alemania nunca me habían llamado por teléfono, ni a la puerta para vederme nada. Igual, ha cambiado un poco en ls últimos años, no lo sé, pero em parece buen ejemplo para explicar algunas diferencias culturales. Ahí, se suele respetar muchísmio al otro y a veces se pasan de no implicarse, pero como consecuencia, se habla más bajo, etc. Espero que haya servido de pequña aclaración.
Un saludo

Re: Punto de vista alemán

Debería estar prohibido. Mi respuesta en estos casos siempre es la misma: "No me interesa, gracias", y a continuación corto la llamada.

Natalia P. Herrasti

Tienes toda la razón Vheinzmann . Siempre que me enfado porque en España hacen marketing telefónico super agresivo digo: "Esto en Alemania no pasa. No te llaman nunca." Si lo hicieran como aquí la gente se enfadaría muchísimo. No aceptan que usen sus datos y protestan. Aquí la gente gruñe bajito (yo la primera) pero no protestamos enérgicamente. Yo ahora más, Alemania me ha cambiado, pero antes nada. Protestar nos parece antipático.

En Alemania en tantos años solo una vez me llamaron para venderme un abono a una revista. En cambio me han hecho bastantes encuestas telefónicas sobre todo tipo de cosas, y eso en España nunca me ha pasado.

En Alemania tuve que darme de baja de la guía telefónica. Si hay teléfonos a nombre de una mujer recibes muchas llamadas obscenas. Tengo que decir, sin embargo, que los que llamaban no hablaban alemán con acento alemán.

Re: Natalia P. Herrasti

Pues lamentablemente tienes razón con lo que dices Natalia. Ya hace muchos años era así, las mujeres que vivían solas, solían poner sólo la primera letra de su nombre. Como, luego lo sabían los energúmenos porque era conocido, dejaban de inscribirse y te estoy hablando de los tiempos sin moviles. Esto suponía un problema muy grande y feo. Podían haberlo arreglado, cobrando la insripción por letras como la gente sólo "aprende" así, pero no lo hacían. Esto sí, la Telekom ofrecía un servicio de control, es decir que podías marcar la almohadilla o algo así y se grababa la llamada y funcionaba como denuncia. Claro, desde una cabina que se utilizaba mucho entonces, lo seguían haciendo. En resumen, una lacra. Lo de las encuestas, supone en general una pérdida de tiempo, pero también se tienen que hacer algunos estudios, por lo que me molestaba menos. También es verdad que esto aquí no lo veo/oigo casi nunca. De todos modos, nada es inmejorable. Pretendía con mi comentario que la gente se defienda y/o reflexione un poco sobre su privacidad y su tiempo. Como sigo pensando que lo mejor sería coger las cosas buenas de cada lugar, me pareció adecuado, poner mi gramo en el debate.
Un saludo

Sí, estoy totalmente de acuerdo

Mi comentario no era una crítica al tuyo. Solo una Ergänzung. Realmente la publicidad telefónica aquí es desvergonzada.

Lo de las encuestas me parece bien. En España la gente no se fía de los resultados. Todos dicen: a mí nunca me han llamado. ¿cómo las harán? Misterio. En Alemania me consta que llaman.

Publicar un comentario nuevo

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd> <p> <br>

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Esta pregunta se hace para comprobar que es usted una persona real e impedir el envío automatizado de mensajes basura. Es obligatorio reproducir las palabras respetando las minúsculas, mayúsculas, símbolos de puntuación y acentos.
To prevent automated spam submissions leave this field empty.

¿Quieres darte a conocer en Trabajar en Alemania? No lo dudes

Desde su creación en septiembre de 2011 nuestro portal quiere ser la voz de sus usuarios y para ello ofrecemos nuestro blog como tribuna a los españoles que desarrollan iniciativas de interés (blogs, eventos, asociaciones, libros, empresas, etc.) en Alemania. Os animamos a mandar vuestras propuestas a info@trabajar-en-alemania.es y si vuestra iniciativa nos convence, contactaremos con vosotros.

Trabajar en Alemania es propiedad de Ayova - Add your value. Todos los derechos reservados.